lunes, 9 de septiembre de 2013

Más cuentos para pensar.....

Asesorada tanto por educadoras como por psicólogas infantiles, me documenté bastante sobre como tratar la separación de los padres.

Retomando apuntes de mi carrera universitaria, consideré que la forma más fácil para que los niños comprendan que papá y mamá se han divorciado, era a través de los cuentos desarrollando éstos en tercera persona y usando un lenguaje sencillo, que facilite a los padres la comunicación y a los hij@s, la asimilación del concepto que engloba una separación, que es sin duda, un acto traumático para los progenitores.


Hablando con un lenguaje sencillo formado por frases cortas, conseguimos que nuestros hijos, se identifiquen con el protagonista del cuento, así les es más fácil ir asimilando las causas y consecuencias que han provocado la separación de los padres y, sobre todo quitando el sentimiento de culpa que los hijos sienten, ya que consideran que ellos han sido los causantes de que sus padres ya no quieran convivir juntos.


Al igual que los padres al divorciarse sufren unas fases psicológicas y momentos en el proceso de divorcio, que he comentado en anteriores post, los hij@s, principalmente sienten dos: la aceptación de la separación y/o divorcio y la esperanza de una hipotética reconciliación de sus padres.


Es por ello, que lo más importante que hay que transmitir es que, tanto papá como mamá, le quieren con toda el alma y hacerles quitarse el sentimiento de culpabilidad. Lo ideal sería transmitirles este mensaje conjuntamente, es decir, sentándose ambos junto al niño, pero si no se da el caso, o es imposible porque la comunicación entre ambos padres es nula, hacerlo por separado.

Yo personalmente, hice una recopilación de cuentos y os dejo las referencias de éstos: 

Los fines de semana veo a Papá. Juventud, 2006.
Los hijos ante el Divorcio. Silvia Igualador Villas. Grupo Gesfomedi, 2009.
El Mar a Rayas. Cuentos en favor de todas las familias. A Fortiori.

Gracias a las recomendaciones de María del Camino, Psicóloga y orientadora familiar a la sigo a través de twitter, me encontré con Carlota, una niña feliz hija de padres separados. Os dejo el enlace a la página web de Carlota y al blog que trata sobre su libro. 



Paralelamente, me informé bastante sobre lecturas para los progenitores. Os facilito dos de ellas que me referenciaron, aunque tengo que reconocer que nunca leí. 

Mis padres se separan... ¿y ahora qué? Azoulai, Minou. Madrid: Edelvives, 1996
El divorcio, cómo explicárselo a los niños. Mayle, Peter.Barcelona: Grijalbo, 1982 

Además, encontré algunos vídeos relacionados con esta temática como los siguientes:


A partir de aquí, elaboré un cuento que adapté y que intenta explicar la separación. 
Es sencillo e intenta no dar excesivos detalles que dañen la imagen de alguno de los dos padres. Independientemente de las causas que ocasionaron el divorcio, los niños son de ambos y nunca por el bien de éstos debemos dañar a alguno de sus progenitores, sino al contrario, transmitir el cariño y amor que tanto papá, como mamá, independientemente de que no convivan juntos, sienten hacia ellos.

Erase una vez una princesa llamada (Nombre de hij@), vivía en el reino de "Nombre de la residencia", un lugar dónde existía un enorme lago lleno de patos y donde había un fantástico colegio, y muchos muchísimos niños con quien jugaba todos y cada uno de los días. 

A la pequeña le encantaba bailar y nadar en la piscina así como pintar. Era su afición: pintar muchos, muchos dibujos para sus papás y sus amigos del cole. Además, le gustaba cantar y montar en bicicleta, sin ruedines porque pronto haría seis años.

Sus papás, el rey y la reina, vivían en un lindo castillo que habían construido a base de amor y cariño. El castillo, tenía un pequeño jardín, un parque, una piscina, un colegio...había de todo. Y lo más importante, había muchos amiguit@s para pasárselo bien. La pequeña era muy feliz. 

Pero estaba pasando algo que la niña desconocía,...en el corazón del rey y la reina había crecido la tristeza y la infelicidad, ...cada vez que estaban juntos se sentían aún más tristes pero querían tanto a su niña que decidieron llamar a un doctor.

Así,  un reconocido médico había visitado el palacio, y les había diagnosticado: "Incompatibilidad de caracteres", esto quiere decir, que el rey y la reina son justo lo contrario, a uno le gusta jugar al fútbol y al pádel y a otro le gusta cocinar, pasear y leer., nunca van a estar de acuerdo. Y si siguen juntos pues tendrán cada vez más tristeza y cada vez tendrán menos ganas de hacer cosas juntos...

La niña estaba preocupada, ella quería hacer mil y una actividad con su papá y su mamá, ahora ¿qué pasaría? Si ella quería ir al campo con los dos, a la feria con los dos...empezó a sentirse triste...

El rey y la reina empezaron a pensar en una solución, ellos no querían ver a la pequeña triste porque la querían muchísimo...la tristeza no la dejaría aprender, colorear, jugar,...no podían dejar que la tristeza invadiera su corazón.

Entonces, decidieron construir dos castillos...: El castillo del rey y el castillo de la reina estaban unidos por unas escaleras mágicas, que permitían a la niña ir de un castillo a otro. Era superdivertido, cada castillo era de un color...el castillo de papá era azul, como el mar, como su color favorito,... dentro había un sinfín de cositas que le gustaban: una televisión gigante para ver películas en 3D, balones, raquetas de padel....) tenía una pinta superdivertida.....Además, papá tenía otro pequeño castillo junto al mar y al que iba siempre en vacaciones junto con sus abuelos. Le encantaba ir con papá y bañarse y jugar con el cubo y la pala, hacer castillos de arena, montar en bicicleta…..

El castillo de mamá era morado, el color preferido de mamá y de muchos, muchos colores, porque no sabía cual escoger, le gustaban todos...así que cada habitación la pintó de un color..y en ellas, hacían galletas, dibujaban, contaban cuentos, reían, se preparaban para ir al cole, se bañaban e incluso llegaban a espantar a diario a las palomas que habitaban en su terraza.….

Los dos castillos tenían algo en común, que a la pequeña le encantaban, había mucho amor en ellos, se divertía muchísimo...aprendía y jugaba a diario, unas veces en uno, otras veces en otro.

Se sentía una niña afortunada, ...tenía dos casas, bueno mejor dicho tres,  con lo cual tenía dos cuartos,...a veces había fiestas o cumpleaños en el castillo de Mamá,...y otras veces eran el castillo de Papá,..siempre magníficas!

Nada había cambiado, podía seguir haciendo mil y una cosa con papá y mamá...y ellos cada vez estaban más felices..y todos los días comían perdices...jajajaja



16 comentarios:

  1. Me ha encantado Marta!!, como educadora veo este cuento muy util a la hora de explicar cuidadosamente la separacion de los padres!!, seguro que tu niña lo entendio de maravilla y es super feliz, como demuestra que te ve a ti, en su dibujo, que tu tambien eres feliz yq ue papa seguramente tambien estara mas feliz ahora!

    Un besazo Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Eva,
      Creo que es una niña muy feliz y me sorprende siempre cómo pinta mis retratos. Ojos grandes, sonrisa enorme.... siempre son iguales.

      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Me ha encantado Marta. Sin duda, qué mejor que contar de esta forma tan creativa vuestra propia historia, adaptándola de esta forma tan especial a un lenguaje que puedan comprender... :) Gracias por la mención :) Yo también hice algunas recomendaciones en mi blog entre las que por su puesto incluyo este cuento después de leerlo ! es todo un ejemplo para animar a otros padres a hacer su propio cuento. http://mariadelcaminopsicologiayorientacion.blogspot.com.es/2013/09/cuentos-para-entender-el-divorcio-o.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María,

      Todo un acierto seguirte en twitter. Muy bueno tu post.

      Gracias por tratar este tema desde un punto de vista tan profesional.

      Eliminar
  3. Marta me ha encantado el cuento, has adaptado muy bien la situación para que tu peque lo pueda comprender... La mejor muestra de que ella es feliz es que te ve feliz a tí y ese es el mejor de los regalos que le puedes hacer.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sara por ese abrazo.

      Un beso a mis mamis.

      Eliminar
  4. Qué bonito cuento! Recién empiezo el proceso de separación y estaba preocupada por como explicarselo a mis peques, después de leer tu cuento siento que podré hacerlo. Gracias!
    Alejandra

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti Alejandra. Cualquier cosa que necesites, me consultas.

    Todo mi ánimo en este proceso tan duro!!!
    Marta

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana! He leído tu cuento porque busco un manera de hablar con mi pequeña y explicarle la situación y que manera más estupenda de explicárselo que con un cuento. Está atravesando una etapa complicada. Aunque desde que tiene conciencia ella siempre nos ha visto separados, puesto que tenía tan sólo 8 meses cuando nos separamos, ahora que tiene 4 años está siendo realmente consciente de la situación y no la está llevando nada bien, hasta el punto de que le está afectando tanto en casa con continuos problemas de conducta como en el colegio, mostrando inquietud y falta de concentración. Su padre y yo tenemos una buenísima relación e incluso realizamos actividades los tres juntos a menudo, pasa tiempo con los dos igualmente, y la situación está estable y controlada.
    El problema es que hace un año y medio su papá y yo hicimos un intento de reconciliación y aunque no dimos el paso de vivir juntos durante un tiempo pasamos más tiempo de la cuenta juntos y a ella le gustó la experiencia de estar los tres juntos, decidimos al poco tiempo no seguir adelante con la reconciliación porque teníamos dudas aunque seguimos mantenido un contacto cercano, y creemos que esta "nueva situación" le está planteando inseguridad y dudas y no entiendo porque no estamos los tres juntos de nuevo....... no sabemos cómo explicarle... en todo muy complicado hasta para nosotros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, ya me contarás como ha ido con el cuento. Intenta siempre ponerte en el lugar de la pequeña. Ellos son muy inteligentes y no necesitan tantas explicaciones como los mayores.

      Ánimo

      Eliminar
  7. A veces no es tan fácil... me ha encantado tu cuento pero mi tristeza esta en la manipulación que le hace cuando se va con el. Nosotros nos separamos cuando el niño sólo tenía año y medio y la verdad que nunca lo ha echado en falta prácticamente porque no estaba. Pero a medida que va creciendo, actualmente tiene 4 años, cada vez se me hace mas difícil. Siempre intento que se vaya feliz,diciendole que se puede querer a todos igual que todos lo queremos a él, cua do regresa del fin de semana... bueno 24 horas, parece que me han cambiado al niño. La verdad que no se que mas hacer, no participa en la vida del niño en nada excepto en esos días de fines de semana alternos que se lo lleva y viene desubicado. Perdida totalmente y no se otra manera de hacerlo de como estoy actuando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo estás haciendo bien, sigue así y ponte siempre al mismo nivel que él. Los niños asimilar mejor las cosas que los adultos.
      Utiliza su lenguaje y muestrále siempre muchísimo cariño. No te pongas al mismo nivel del padre, aunque te duela. Piensa siempre en el bien de tu hijo y en lo que harias de manera racional y no visceral.
      Escríbeme si necesitas algo más y, no olvide nunca de leerle su cuento, el cuento que hayas hecho para él.

      Un beso.

      Eliminar
  8. Hola!
    Yo tengo dos hijos y soy extranjera. No tengo a mi familia en España y vivo en el pueblo del padre. La situación es difícil para todos, pero especialmente para mi porque no tengo apoyo de mi familia. También estoy divorciada y tengo dos hijos, una niña de 8 años y un niño de 2. Van y vienen con el padre con toda naturalidad, pero sí que cuando regresan de estar con el padre, se les nota muchísimo el cambio y la inquietud. El pequeño de momento hace preguntas en su media lengua, papá se ha ido. Y duele muchísimo. La mayor está más consciente, pero le duele exactamente igual o más. La profesora del cole me ha dado mucha información y hablo con relativa frecuencia con ella. Es de lo más ilustrativo y agradezco que comenten sus situaciones, porque todos aprendemos de ellas.
    Les animo, a seguir adelante y a seguir luchando porque nuestros hijos sean felices.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Continúa así porque como dices ellos lo agradecerán mañana. Deben ir con ambos de manera natural como dices y sobre todo, transmitirles que tanto papá como mamá les quieren muchísimo. Eso al final, se refleja y ellos, lo perciben.

      Muchas gracias por el comentario y ánimo.

      Eliminar

Aquí puedes dejar un dulce comentario.....